Boulevard Avileño.

Boulevard de Ciego de Avila

Impresionante por su belleza, arquitectura y exquisito gusto artístico, este boulevard se ha convertido en sitio de preferencia de visitantes locales y foráneos; surge al formar parte de un Proyecto de Reanimación Urbanística de los espacios culturales y de servicios. Situado en el mismo centro de la ciudad, el Boulevard de tres cuadras de longitud, es una de las más nacientes obras eclécticas con que cuenta la ciudad de Ciego de Ávila.

Este moderno paseo, fue inaugurado en diciembre de 2008, está enclavado a lo largo de la calle Independencia y concebido con elementos de estilo moderno, en metal, amplios cobertizos corridos y las columnas neoclásicas que la definen al naciente paseo citadino, enriquecido con elementos, como lámparas, jardineras, pérgolas, bancos y áreas verdes, combinado con el entorno del centro histórico y teniendo presentes los valores patrimoniales existentes, caracterizados por una arquitectura ecléctica.  

Entre los variados servicios que se añaden en su paso, entre otras instalaciones, cuenta con una discoteca, restaurantes, cafeterías de alimentos ligeros, salas de videos-juegos, taller de Artesanía y Salón de Exposición y Venta, centro recreativo y de entrenamiento para todas las edades. Sobresale el contraste de color rojo, azul, verde y morado, entre otros, para contribuir a resaltar la arquitectura de valiosos edificios del área, a los que se suman jardines, galerías y bancos. Es escenario de importantes acontecimientos culturales de la comarca como la Feria Internacional del Libro.

En este boulevard Avileño, intervinieron en su proyección los arquitectos Evens López, como proyectista principal, y un equipo conformado por Rodolfo Blasco, Hernando Enrique Hernández, Adonis Martínez, Carlos Rojas y Rogers Sobrado, resalta por su esplendor y funcionalidad, entre otras particularidades que cumple con los parámetros de un paseo peatonal con árboles, que combinan con los colores del trópico.