Símbolos Nacionales

Simbolos Nacionales Cubanos

La Bandera.

El triángulo equilátero es una alusión a las ansias de libertad, igualdad y fraternidad, y su color rojo representa la sangre derramada para conquistar la independencia. La estrella solitaria situada en medio del triángulo simboliza libertad absoluta. Las tres listas azules representan los departamentos (Occidente, Centro y Oriente) en que se encontraba dividida la Isla, y las dos franjas blancas significan la pureza y la virtud del pueblo cubano.

 El Escudo.

Tiene la configuración de una adarga ojival. En su campo superior, una llave dorada simboliza la posición clave de la Isla, a la entrada del Golfo de México y entre las dos Américas; mientras el sol naciente representa el surgimiento de una nueva nación. Tres listas azules en el cuartel inferior izquierdo aluden a los departamentos en que se dividía el país en la época colonial. En el derecho, la palma real (símbolo de la hidalguía y serena firmeza del cubano), las montañas y el cielo azul representan el típico paisaje de la Isla.

Un haz de once varas que simboliza la unidad de los cubanos sirve de soporte al escudo, coronado por un gorro frigio de color rojo en el cual aparece una estrella blanca. Orlan el escudo, a la derecha, una rama de encina y a la izquierda una de laurel, representando la fortaleza y la victoria respectivamente.

El Himno Nacional.

Su música y letra fueron compuestas por el patriota bayamés Pedro (Perucho) Figueredo al inicio de las gestas independentistas. Como canción patriótica y grito de guerra fue entonado, por primera vez, el 20 de octubre de 1868 por la población de la Villa de San Salvador de Bayamo, región oriental del país.

La Flor Nacional.

La Mariposa Blanca (Hedychium Coronarium Koenig). Especie de jazmín de color blanco y de exquisito perfume. No es originaria de Cuba, sino de Asia, pero se ha adaptado maravillosamente al suelo cubano.

Fue en 1936 que los botánicos del Jardín de la Paz en Argentina, pidieron a sus homólogos cubanos que determinaran cuál podría ser la flor nacional. El 13 de octubre de ese mismo año, fue elegida la mariposa, debido a que su blancura representa la pureza de los ideales independentistas, es símbolo de la paz, es un elemento presente en las franjas de la enseña nacional, así como la forma de su flores unidas al tallo central también son simbólicas de la unión de los cubanos. Es también paradigma de la gracia y la esbeltez de la mujer cubana y según la tradición oral, se cuenta que durante las guerras de independencia, en estas flores prendidas en velos y mantones, se escondían mensajes para el ejército libertador.

Arbol Nacional.

La Palma Real, (nombre científico Roystonea Regia O.F. Cook), de notoria existencia en el paisaje cubano pese a no ser oriunda del pais. Es reconocida como la reina de la campiña en la isla,  por la majestuosidad de su estructura, por su peculiar talla, la utilidad que reporta y por ser, además, el más numeroso de los árboles de la Isla. Pertenece a la familia de las palmáceas, es un árbol elevado, erecto que alcanza generalmente entre cuarenta y concuenta pies de altura, coronado por un bellísimo penacho de hojas pinnatisectas, capaz de sucitar tal admiración que muchos poetas y músicos han cantado a su elegancia.

Florecen y crecen sus frutos durante casi todo el año y desde tiempos inmemoriales fue utilizada, primero por los aborígenes y más tarde por los campesinos cubanos, para satisfacer algunas de sus necesidades más vitales, desde la comida para los animales de crianza hasta la madera para la construcción de las casas y las hojas para cubrir sus techos. Su gallarda presencia en el Escudo Nacional, representa la libertad e independencia de la joven república cubana, símbolo de la lozanía y feracidad de su privilegiado suelo, al mismo tiempo que el más util de sus árboles. 

El Ave Nacional.

El Tocororo (nombre científico Priotelus Temnurus), del orden Trogoniformes y perteneciente a la familia Trogodinae. No es exclusivo de Cuba como se creía, sino que también vive en otros paises de centro america. Llamado por los aborigenes cubanos “guatini” -nombre que continúa dándosele en algunas de las provincias orientales- habita en todo el país en lugares boscosos, preferentemente de montaña. Es el ave nacional por dos motivos: su espléndido plumaje de vivos colores y por su resistencia al cautiverio. Considerado como el ave más bella de Cuba, parte de su plumaje en verde recuerda los campos, su pecho de plumas blancas, su vientre de plumaje rojo y las plumas azules de su cabeza completan el claro simbolismo de la enseña nacional.

Anuncios