Parrandas de Chambas

Las Parrandas de Chambas. El Gallo & El Gavilán y El Yeso y La Salina.

Las parrandas Chamberas, son sin dudas una de las fiestas populares mas representativas de la provincia de Ciego de Avila. Estas festividades poseen entre sus características más significativas el hecho de que el pueblo se divide en dos barrios, los cuáles se enfrentan exponiendo manifestaciones culturales de distintos tipos, ya sean comparsas, carrozas o exhibiciones de fuegos artificiales. Esto no solo suceden en el municipio de Chambas, cuentan que estas parrandas avileñas, tuvieron su origen del contagio de las parrandas villaclareñas, ya que las primeras manifestaciones de estas festividades surgieron por el año 1920 en la villa de San Juan de los Remedios.

Conocidas como las parrandas del Yeso y la Salina en Punta Alegre y las del Gallo y el gavilán en Chambas, se recoge en la historia que estas surgieron por el año 1923 en el caso de las parrandas de Punta Alegre,  y que se celebran los 24 de diciembre. En el caso de Chambas, poblado cabecera del municipio, surgen por el año 1935 y se celebran por las fechas del 24 de febrero, ya que ese día y a mes del año 1895 se inició la última etapa de lucha de los mambises contra el poder colonial español de aquella época.  Estas parrandas chamberas, han venido a ser una de las tradiciones más representativas de esta zona, que han venido desarrollándose año tras año pese a las dificultades económicas y la escasez de medios.

El momento máximo de esplendor de estas fiestas, es cuando cada barrio exponen sus carrozas al público acompañada de su conga y fuegos artificiales.  En sus inicios las carrozas eran pequeñas y se colocaban en un trailer, el cual era empujado por las personas. Más tarde, comenzaron a exponerse encima de la plataforma de un camión, con el objeto de poder pasearla con mayor facilidad y darle más colorido a las salidas. En la actualidad son de gigantescas dimensiones, al punto de que algunas hay que terminarlas de construir en la calle.

En la confección de estas carrozas se agrupan los artistas aficionados al arte, integrantes de cada uno de los barrio, estos son los que ponen su habilidades creativas, con aportes en la carpintería, la pintura, la creación de vestuarios propios al tema y otras manifestaciones plásticas, para  junto a técnicos electricistas que hacen de magos ingeniando una excelente iluminación muy llamativa para casa una de las carrozas, y que sea esta espectacular. Esas carrozas tienen de peculiar que todas tratan de un tema específico. La mayoría de estos temas son escogidos de la Literatura Universal donde predomina la fantasía, lo esencial que tienen estas fiestas es que no hay ganador siempre el que gana es el pueblo que goza de su disfrute y armonía.

La conga constituye el ritmo característico de estas festividades. Entre los principales instrumentos se destacan la reja y el tambor, en las congas chamberas se introdujeron las tumbadoras y los bongoes, así como los tubos de metal en sustitución de las rejas de los arados, aunque el toque básico no ha variado y los músicos enseñados por los fundadores mantienen la polirritmia de estos festejos.

Sin dudas estas son uno de las fiestas tradiciones más visitadas de todo el territorio avileño, donde en el año 2001, el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, en la categoría de preservación de tradiciones decide otorgarle el premio “Memoria Viva”. Durante los días que duran las parrandas en Chambas, la música, los conciertos, los torneos y diversos eventos invaden la ciudad, para llenar de alegría un pueblo que espera cada año estas festividades, y para los visitantes sin dudas una experiencia que nunca habrán vivido y que querrán repetir.